Deimos-2, nuevo reto en el Programa Aeroespacial de Observación de la Tierra

La trayectoria de Elecnor Deimos en el sector aeroespacial tiene entre sus principales exponentes su propio Programa de Observación de la Tierra, que arrancó en 2009 con la misión Deimos-1 y que se refuerza ahora con dos nuevas iniciativas: el desarrollo de su segunda misión espacial, Deimos-2, y la puesta en marcha del Centro de Integración y Operaciones de Satélites de Puertollano (Ciudad Real). Todo con un mismo fin: poner la alta tecnología aeroespacial al servicio de la sociedad y, mediante la observación de la Tierra, poder mejorar el conocimiento de los fenómenos naturales y contribuir a prevenir y gestionar posibles crisis de carácter natural o humanitario. 

El desarrollo completo de Deimos-2 cuenta con una inversión total de 60 millones de euros hasta el lanzamiento del satélite, previsto para el primer semestre de 2014.

Las imágenes captadas con esta misión se aplicarán principalmente en los ámbitos de la agricultura, urbanismo, cartografía, seguridad e inteligencia, protección civil y medio ambiente. Para ello, se ha dotado a Deimos-2 de los últimos avances tecnológicos, mejorando las prestaciones de su antecesor. Después de tres años y medio de desarrollo, el resultado es un satélite que, con un peso de 300 kilogramos y unas dimensiones de 2x3 metros, orbitará a más de 600 kilómetros de altura cubriendo una superficie de más de 150.000 km2/día. Su instrumento principal es una cámara pancromática y multiespectral que proporciona imágenes de hasta 75 cm. de resolución. Una muy alta capacidad a la que se une una gran agilidad para apuntar su gran cámara en todas las direcciones, consiguiendo imágenes de gran precisión y detalle. 

Un avanzado complejo aeroespacial en Puertollano 

De forma paralela a Deimos-2, Elecnor Deimos ha desarrollado el Centro de Integración y Operaciones de Satélites de Puertollano. Un ambicioso complejo aeroespacial dedicado al control e integración de satélites que surge para  gestionar no solo sus propias misiones, sino también misiones de terceros. 

Las instalaciones, que han requerido dos años de desarrollo y en las que se han invertido cerca de 8 millones de euros, abordan tres segmentos: El Segmento de Vuelo (Integración de Satélites)  el Segmento de Tierra (Centro de Control) y el Segmento Usuario (Aplicaciones para clientes). Entre la avanzada dotación tecnológica, destaca su equipamiento en tratamiento de imágenes con un software de desarrollo propio, capaz de procesar y entregar la imagen a las entidades que lo soliciten en menos de dos horas desde su descarga. 

El precedente de Deimos-1

El Programa de Observación de la Tierra de Elecnor Deimos arrancó con  el pionero Deimos-1, puesto en órbita en julio de 2009 desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistan).. El satélite marcó el inicio de un proyecto totalmente innovador en su ámbito, ya que por primera vez desde España se usaba el espacio para la gestión medioambiental, la agricultura de precisión y la lucha contra el cambio climático, situando a Elecnor Deimos  a la vanguardia en el ámbito aeroespacial.

En sus cuatro primeros años de vida (hasta finales de 2013), su balance en grandes cifras era:

  • 21.452 órbitas y 943 millones de km recorridos, mas de 6 veces la distancia entre la Tierra y el Sol.

  • 18.640 imágenes tomadas.

  • 1.936.000.000 km2 de superficie total cubierta por su archivo de imágenes, equivalentes a 13 veces la superficie de la Tierra.